PSICOLOGÍA PERINATAL

La psicología perinatal es la rama de la psicología que comprende los momentos vitales de concepción, gestación, parto, nacimiento y puerperio. Tiene en cuenta tanto las necesidades de la madre como el desarrollo emocional del bebé.

¿Estás embarazada o buscando un embarazo? ¿Tienes un diagnóstico de infertilidad o estás sometiéndote a un tratamiento de reproducción asistida? ¿Has sufrido una pérdida gestacional? ¿Acabas de ser madre?
En Divergentes Valencia contamos con un área de atención psicológica perinatal.

Desde Divergentes entendemos que tener un bebé supone un momento de cambio en la vida de las personas que trae consigo cambios físicos y hormonales, cambios psicológicos y cambios en el entorno familiar.

Mientras que los cambios en el cuerpo de las embarazadas son evidentes los cambios emocionales son más sutiles y a veces no del todo conocidos. Bien sea por miedo, por costumbre o por falta de comprensión de los que nos rodean muchas veces vivimos las dificultades asociadas a estas situaciones en secreto aguantándolas hasta que sentimos que nos desbordan.

¿Cómo saber si necesitas ayuda?

Si te identificas con alguna o varias de estas situaciones puede ser útil para ti asistir a nuestras sesiones.

  • Tienes dificultades en la concepción que influyen en tu estado de ánimo llegando a tener repercusión en tu vida diaria.
  • Estás sometiéndote a un tratamiento de reproducción asistida.
  • Notas un mayor nivel de ansiedad con un aumento de pensamientos y miedos relacionados con el embarazo.
  • Has tenido un parto o una cesárea traumática.
  • Sientes que tienes un estado de ánimo muy bajo tras el parto.
  • Han aparecido sentimientos de frustración en relación con la maternidad.
  • Tienes sentimientos de inutilidad o de culpa.
  • Percibes falta de interés o dificultades en la relación con el bebé.
  • Has sufrido un aborto.
  • Sientes que necesitas ayuda psicológica durante el proceso de convertirte en madre o padre.

 

¿Qué pasa si no trabajo estos problemas?

En ocasiones podemos pensar que las dificultades son temporales o que las situaciones se arreglarán más adelante pero no intervenir sobre los problemas que aparecen en el periodo perinatal puede tener consecuencias sobre el bebé, sobre la propia madre y sobre la interacción de ambos. Los efectos pueden aparecer en el nacimiento o influir en el desarrollo de los pequeños.

En relación con el bebé éstos pueden ser los siguientes:

  • Emocionales: se ha observado alteraciones en el estado de ánimo de los pequeños como depresión y ansiedad, así como dificultades a la hora de desarrollar habilidades sociales como empatía o colaboración.
  • Conductuales: se han observado en los niños de madres con algún problema emocional durante el embarazo un mayor número de alteraciones conductuales como déficit de atención, impulsividad y conductas oposicionistas.
  • Cognitivas: A nivel cognitivo se han observado en los bebés retrasos en la adquisición del lenguaje, dificultades en el aprendizaje y alteraciones en el desarrollo cognitivo general y funciones ejecutivas.
  • En el desarrollo del apego: hay más desregulación emocional, son bebés que lloran más, más difíciles de calmar y más temerosos.

En cuanto a la madre:

Síntomas de depresión o ansiedad, así como ciertos niveles de estrés durante el embarazo aumentan la probabilidad de tener partos instrumentalizados, prematuros o con bajo peso.

Un mejor ajuste emocional permite ofrecer en la crianza una respuesta ante las conductas de los pequeños más regulada favoreciendo también una mayor satisfacción con la crianza.

 

¿Qué beneficios obtengo buscando ayuda?

En los últimos años se ha dado un incremento en el interés sobre los problemas que aparecen en la etapa perinatal debido al impacto que tienen sobre la salud y calidad de vida de las mujeres y también a la de sus hijos e hijas tanto a corto como a largo plazo.

Trabajar las dificultades nos permite disminuir los problemas que comentábamos anteriormente, además favorece la creación de un mejor vínculo en la diada madre-bebé. Con ello se fomenta la aparición de una sintonía afectiva entre la madre y el bebé que sirve para establecer en los pequeños el desarrollo de un apego seguro necesario para un adecuado crecimiento.

 

¿Cómo trabajamos?

En Divergentes Valencia entendemos que es imprescindible prestar atención tanto a las necesidades de la madre como al desarrollo emocional del bebe desde la concepción teniendo en cuenta las particularidades de cada persona. Trabajamos de forma individualizada estructurando las sesiones de acuerdo con las necesidades que requiere cada caso concreto y utilizando técnicas basadas en la evidencia científica.

Nuestro objetivo es ayudarte a gestionar todas esas emociones y situaciones que puedas sentir que te desbordan en el camino a la maternidad o paternidad.

Si quieres más información o te interesaría que valorásemos tu caso ¡Ponte en contacto con nosotros!

Programas / Servicios