Niño ojo cerrado

¿Qué significa que mi hija o hijo tenga TDAH?

Seguramente hayas escuchado estas siglas más de una vez pero no sabes qué significan realmente. TDAH son las siglas que se esconden detrás de

Seguramente hayas escuchado estas siglas más de una vez pero no sabes qué significan realmente. TDAH son las siglas que se esconden detrás de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Puede ser que veas que últimamente estas cuatro letras estén cogiendo un mayor protagonismo en nuestras vidas y eso se debe a que este trastorno del neurodesarrollo es uno de los más frecuentes de la niñez. Lo más habitual es que se diagnostique en la infancia, pero hay que tener en cuenta que puede durar hasta la adultez. Las características más habituales en este tipo de niños y niñas son los problemas para controlar las conductas impulsivas (es decir, les cuesta pensar qué va a pasar después de hacer algo), problemas para prestar atención y una excesiva actividad motora.

 

¿Qué puedo hacer si creo que mi hijo o mi hija coincide en muchos de los síntomas?

Normalmente tenemos que contar con profesionales. Por una parte, se debe hacer un exámen médico en el que se incluyan tanto pruebas auditivas como de la visión, para descartar que la inatención se deba a estos problemas. Una vez estén descartados estos, debemos de consultar a un profesional de la psicología para que realice una evaluación a partir de distintas pruebas, cuestionarios o test. A partir de aquí,  se establece un diagnóstico y se trabaja para que avance en su rendimiento y mejore su comportamiento.

 

Una vez se haya hecho un diagnóstico, se procedería a una terapia cognitivo-conductual por parte de un o una profesional de la psicología especializado en este perfil. En la terapia, trabajaremos principalmente el autocontrol y la atención en base a los resultados obtenidos. Decirte que ambos aspectos se pueden mejorar porque no son características rígidas o definitivas en la infancia.

 

¿Cómo se identifica y diagnostica?

Seamos sinceros, el hecho de que a la población infantil le cueste concentrarse y controlar los impulsos, es algo habitual y normalizado de lo que no debemos de preocuparnos en exceso. ¡No olvidemos que son pequeñas personas que están en un continuo crecimiento y descubrimiento del mundo! Ahora bien, las personas con TDAH van arrastrando estas conductas a medida que van creciendo y se van desarrollando, llegando a tener dificultades tanto en la escuela o trabajo, como en el hogar y con las amistades.

 

Es cierto que el niño o la niña pueda tener TDAH si cumple con las siguientes características es importante que nos fijemos en algunos comportamientos, como puede ser que fantaseen mucho, olviden o pierdan las cosas con mucha frecuencia, se muevan de forma reiterada y nerviosa, hablen mucho, se descuiden y comentan errores, corran riesgos innecesarios, tengan problemas para resistir la tentación, les cueste respetar los turnos y finalmente tengan dificultades para llevarse bien con los demás. Por otro lado, es cierto que en muchas ocasiones se ha diagnosticado erróneamente, por lo que es importante una evaluación rigurosa y específica de esta alteración.

 

¿Porqué mi hijo tiene TDAH?

Actualmente las causas de la aparición y los factores de riesgo del TDAH es una gran incógnita. Las investigaciones valoran la genética, la cual parece tener un papel importante, aunque también se están estudiando otras causas como pueden ser lesiones cerebrales, exposición ambiental a tóxicos, consumo de alcohol o tabaco durante el embarazo, un parto prematuro o un bajo peso al nacer.

 

Es común escuchar opiniones populares sobre las causas del TDAH pero que carecen de rigor científico, como es el hecho de darles demasiado azúcar, ver la televisión durante mucho tiempo, las distintas técnicas de crianza o factores sociales y ambientales, como puede ser la pobreza, por ejemplo. Está claro que todo esto podría empeorar los síntomas, pero tenemos que tener claro que no son las causas principales del trastorno.

 

Siguiente paso: trabajar para mejorar.

Si se le ha diagnosticado TDAH no te preocupes, ya has visto que es muy común. Lo importante es que se trabaje con profesionales para poder potenciar sus dificultades y conseguir una mejoría.

 

En Divergentes trabajamos para desarrollar las funciones ejecutivas como la atención y concentración; el procesamiento de la información; la memoria, el control y gestión de impulsos, etc, aumentando el rendimiento académico, con actividades de forma dinámica y didáctica.

Puedes pedirnos una cita y estaremos encantadas de ayudarte y trabajar en ello, clickando aquí.

 

 

 

 

 

C/ Joaquín Costa nº 43
46005. Valencia

605 829 073
619 148 863

hola@metododivergentes.com

Extraescolares en Valencia

¿Necesitas ayuda relacionada con Uncategorized?

Consejo de nuestros expertos

Tratamos este y otros problemas relacionados con Uncategorized en nuestras clases. Pide información:

Si continúas navegando por la web, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close