Adolescentes abrazados

Gestión emocional familiar

¿Cómo tratar la gestión emocional familiar durante el confinamiento?

Desde el pasado 15 de marzo nos hemos encontrado con una situación totalmente nueva e inusual en nuestras vidas. La palabra confinamiento ha pasado a formar parte de nuestro vocabulario habitual. Y ante esta nueva situación nos van surgiendo muchas preguntas: ¿Cómo gestiona emocionalmente una familia con hijos, 24 horas juntos en casa?, ¿cómo les explico a mis hijos que es el coronavirus y sus consecuencias?, ¿es posible combinar teletrabajo con el cuidado y la educación de los más pequeños de la casa?

Una situación excepcional

El covid-19 ha hecho que las familias nos enfrentemos a una situación que nunca nos podríamos haber imaginado. Tener que convivir 24 horas juntos, sin salir de casa, haciendo cada uno sus tareas e intentar llevarlo lo mejor posible. Una situación agobiante y por momentos, estresante, pero también una oportunidad para estar con tu familia, compartir tiempo con ellos y realizar muchas actividades que el ritmo frenético de nuestras vidas no nos deja aprovechar diariamente.

En situaciones excepcionales hacemos cosas excepcionales. Y es que cada familia es un mundo, de ahí que lo que valga en un caso pueda no funcionar en otro. Deberemos adaptarnos a las nuevas condiciones que nos toca vivir en estos momentos y ajustarlas lo mejor que podamos a nuestra familia.

¿Se puede trabajar desde casa teniendo niños a tu cargo?

El hecho de tener que trabajar en casa a la vez que debemos hacernos cargo de nuestros hijos e hijas es algo a lo que pocas veces nos hemos enfrentado. ¿Es posible realizarlo con éxito? A esta pregunta nos tocará darle respuesta cuando podamos volver a nuestros puestos de trabajo, pero lo que sí podemos decir es que es bastante complicado.

Así que nos tocará aparentar ante nuestros jefes que seguimos realizando el mismo trabajo desde casa que el que solemos hacer en la oficina. A priori, cuanto más mayores son nuestros hijos, más autónomos son para realizar sus tareas, no afectando a nuestro rendimiento laboral. Pero lo cierto es que al estar encerrados en casa, cualquier niño independientemente de su edad, puede plantear problemas.

Establecer un horario en el que mientras nosotros trabajamos ellos hacen los deberes, plantearles actividades que les ocupen mucho tiempo, trabajar mientras ellos duermen, encargarles tareas domésticas,… son distintas maneras de compaginar la vida laboral con la familiar.

Aclarar dudas sobre el coronavirus.

Una de las primeras cosas que hay que explicarles a nuestros hijos es, qué es el coronavirus y cómo les va a afectar a ellos las medidas adoptadas por la emergencia sanitaria.

Debemos aclarar a los más pequeños qué es lo que está pasando. Por qué no pueden ir al colegio, ni salir al parque, ni ver a sus abuelos, qué es el coronavirus…

Para ello hay que hacerlo de una forma sencilla, clara y tranquila. Mantener una conversación con ellos, preguntándoles sobre sus inquietudes y respondiéndoles a todas ellas. Transmitiéndoles seguridad y tranquilidad les informaremos del virus, sus síntomas y sobre todo cómo deben actuar para protegerse de él. Enseñarles a mantener un hábito de higiene, lavándose las manos adecuadamente, cubriéndose la boca y la nariz con el codo al estornudar, evitando tocarse la boca, nariz y ojos, etc…

Desinformados por sobreinformación

Otro de los papeles importantes que nos toca realizar como padres es proteger a nuestros hijos de la sobreinformación. Debemos estar informados, pero eso no se tiene que traducir en estar todo el día escuchando las noticias, pues nos afecta mucho emocionalmente.

Los padres y madres tenemos doble trabajo durante este confinamiento. A parte de cuidar y educar a nuestros hijos, debemos cuidarnos a nosotros mismos. No podemos dejarnos llevar por el pánico o lamentarnos constantemente por la situación que estamos viviendo, pues el miedo se contagia.

Y no va a ser fácil. Siempre queremos ser la mejor madre o padre, pero en estos momentos, no hace falta que así sea. Con un aprobado nos debemos dar por satisfechos. Nuestra motivación tiene que ser hacerlo lo mejor posible. Vamos a vivir situaciones inusuales con nuestros hijos y tenemos que ser mucho más flexibles de lo habitual.

Trabajar el autocontrol y no desesperar

Los súper padres y súper madres del Covid-19 tienen muchos súper poderes que ni siquiera ellos sabían que tenían. Son profesores, cuidadores, vigilantes, mentores, cocineros, compañeros de juegos, amigos, confidentes, médicos, … y psicólogos!

24 horas juntos al día durante muchos días es… demasiado tiempo. Tiempo que no estamos acostumbrados a tener y que es indispensable saber cómo gestionarlo. Y durante este tiempo vamos a vivir infinidad de situaciones límite en el que nuestros nervios se van a poner a prueba.

El súper poder “psicólogo” es fundamental durante estos días, pues debemos gestionar nuestras emociones y enseñarles a nuestros hijos a que gestionen las suyas. Para ello debemos pensar y poner en práctica la mejor manera de comunicarnos y relacionarnos entre nosotros en casa.

Aprender de las equivocaciones o errores

Cada vez que nuestro hijo/a haga algo que no está bien o se equivoque, no generemos tensión ni estrés en el niño reprochándole su error. Convirtámoslo en una oportunidad de aprendizaje para ellos, preguntándoles cómo se han sentido y ayudándoles a encontrar una solución.

La importancia de rutinas, hábitos y horarios

Debemos de programar horarios y rutinas diarias para estos días de confinamiento, estableciendo también límites, pero siempre desde la coherencia y el cariño. Haremos partícipes a los niños/as de la programación de la semana para que se sientan con la responsabilidad de ceñirse a ella. Es importantísimo que los niños sepan lo que va a suceder durante el día.

Tareas escolares, comidas, tiempo de juegos, actividad física…, todo tiene su momento al cabo del día. Como hemos comentado anteriormente no debemos ser tan estrictos en el cumplimiento de esta programación, pues los niños, al igual que nosotros, están experimentando una realidad nunca antes vivida, y aunque al principio el no ir al colegio lo ven como algo genial, realmente les afecta que sea durante tanto tiempo. Por lo tanto debemos empatizar con ellos y ser más flexibles de lo normal. Hay que encontrar el equilibrio entre las normas que ponemos y atender a su situación conectando emocionalmente con ellos.

  • Fomentar la creatividad

Intentad aprovechar el tiempo que disponemos ahora para fomentar la creatividad no sólo de los más pequeños sino también de los adultos. Cread juegos, nuevas actividades, compartid experiencias,…

Tiempo en familia

Siempre oímos quejas de que el trabajo nos quita mucho tiempo y que no tenemos tiempo para estar con la familia. Aprovechad ahora que lo tenéis. Aprovechad para conoceros mejor. Enseñadles a los niños/as en qué consiste vuestro trabajo, qué hacéis cuando no estáis en casa.

Haced reuniones familiares en las que fomentéis el diálogo entre los miembros de la familia. Hablad, escuchad y entended cómo puede mejorar esta convivencia.  Aprended poco a poco el uno del otro para ir moldeando y cambiando vuestra vida familiar, hasta conseguir el mejor ambiente en vuestra casa.

¡Disfruta de tu familia!

Aquí os dejamos una guía descargable con actividades, juegos, horarios, películas, … que hemos creado desde Divergentes.

Si necesitáis ayuda o tenéis alguna consulta estamos 100 % disponibles vía Online. Divergentes no os deja solos en estos momentos tan difíciles.

Si continúas navegando por la web, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close