6 síntomas de adicción a las pantallas

Síntomas de adicción a las pantallas

La era digital ha traído consigo una variedad de beneficios para la sociedad, pero también ha planteado nuevos desafíos, especialmente en el ámbito de la salud mental infantil.

Uno de estos desafíos emergentes es la adicción a las pantallas en menores, un fenómeno que requiere una comprensión profunda y una intervención adecuada por parte de los profesionales de la psicología infantojuvenil.

Por ello, como expertos en el tratamiento de la adicción a las pantallas te explicamos cómo detectar la dependencia a las pantallas y a las RRSS.

Posibles síntomas de adicción a las pantallas en menores:

Las señales variarán dependiendo de la edad del menor y del nivel de adicción, pero podemos reconocer como los síntomas más comunes los siguientes:

1. Aislamiento social:

La preferencia constante por las pantallas puede llevar a un retiro social, lo que puede dificultar las relaciones interpersonales en el mundo real.

2. Irritabilidad y agitación:

La frustración al ser privado del acceso a dispositivos electrónicos puede manifestarse a través de cambios en el estado de ánimo, como irritabilidad y agitación. Esto refleja una dependencia emocional y una falta de habilidades para manejar la frustración.

3. Dificultades en el rendimiento académico:

La necesidad de uso de pantallas fuera de horario escolar va en detrimento de la realización de tareas académicas y de horas de estudio, lo que va a repercutir significativamente en los resultados académicos.

4. Problemas de atención y concentración:

Está demostrado que tiene un impacto significativo en la capacidad de atención y concentración. Los menores expuestos de manera excesiva a pantallas pueden experimentar dificultades para mantener la atención en una tarea específica durante períodos prolongados. Esto se debe a la naturaleza fragmentada y rápida de la información presentada en las pantallas.

5. Negación de problemas relacionados con las pantallas:

La negación puede ser una estrategia de defensa para proteger el acceso continuo a las pantallas y evitar enfrentar las consecuencias perjudiciales de su uso excesivo.

6. Alteraciones en el patrón del sueño:

El uso nocturno de dispositivos electrónicos emite luz azul, que puede interferir con la producción de melatonina, afectando el sueño y contribuyendo a problemas de salud mental como podéis leer en este artículo.

Efectos de no trabajar la adicción:

La adicción a las pantallas en menores no es simplemente un hábito inofensivo; sus consecuencias pueden ser profundas y persistentes si no se aborda de manera adecuada y, por ello, hemos hecho este post con los síntomas de la adicción a pantallas con el fin de que los detectes a tiempo.

Los riesgos de no atender esta problemática van más allá de la esfera inmediata del comportamiento frente a las pantallas, afectando diversos aspectos del desarrollo infantil. Los efectos más observables son:

  • Impacto en el desarrollo cognitivo.
  • Predisposición a conductas adictivas futuras.
  • Problemas de salud física.
  • Deterioro en las relaciones interpersonales.
  • Impacto en la autorregulación emocional.

No abordar la adicción a las pantallas en menores implica asumir riesgos significativos que afectan múltiples dimensiones de su desarrollo. Desde el impacto en el desarrollo cognitivo hasta la predisposición a comportamientos adictivos futuros, es imperativo que los profesionales de la psicología infantojuvenil y los padres se unan para proporcionar intervenciones adecuadas y apoyo emocional.

Al no atender esta problemática, se compromete el bienestar integral de los menores, con consecuencias que pueden repercutir a lo largo de toda su vida. Si tenéis un hijo pequeño os contamos en un post interior cuándo pueden ver pantallas los menores y cómo debe ser el proceso.

Qué provoca la adicción a pantallas

Cada caso es único pero la satisfacción inmediata y la dopamina están detrás de muchos de estos casos. Por ello, dar una alternativa al niño o la niña es fundamental para cortar la adicción a las pantallas y a las redes sociales.

En Método Divergentes somos expertos en ello y queremos ayudarte. Contacto con nosotros.

C/ Joaquín Costa nº 43
46005. Valencia

605 829 073
619 148 863

hola@metododivergentes.com

Joana Bofí Alvarado

Directora de Método Divergentes y Psicóloga Clínica Infantojuvenil

colegiada nº CV12247

Extraescolares en Valencia

¿Necesitas ayuda relacionada con Psicología infantil?